Importancia de la limpieza de comunidades

La limpieza de comunidades de vecinos es importante para mantener una buena convivencia y garantizar la seguridad de los vecinos.

Además, un correcto mantenimiento de una comunidad de vecinos ayudará a que el precio de las viviendas se mantenga e incluso se revalorice.

Nadie se va quejar de que las zonas comunes de su comunidad estén limpias. A todo el mundo le gusta disfrutar de unas instalaciones limpias, cómodas y seguras.

Qué incluye la limpieza de comunidades

Hay una gran cantidad de comunidades de vecinos que requieren de un mantenimiento específico porque cuentan con diferentes tipos de zonas comunes.

Algunas de las zonas comunes que requieren un mantenimiento especifico son:

  • Piscinas
  • Garajes comunitarios
  • Pistas deportivas
  • Jardines
  • Parque para niños
  • Pistas de deportivas, etc.

Sin olvidarnos de las instalaciones básicas como:

  • Ventanas
  • Escaleras
  • Ascensor
  • Cuarto de mantenimiento
  • Portal
  • Suelos, etc.

Todas estas zonas deben de limpiarse de forma regular para evitar posibles problemas derivados de un mal mantenimiento.

En algunos casos de la limpieza se encargan los propios vecinos, pero en la mayoría de los casos lo mejor es contratar una empresa especializada en limpieza y mantenimiento de comunidades que cuente con los recursos necesarios para encargarse de todo el trabajo que requiere una comunidad.

Cuál es el procedimiento para la limpieza de comunidades

Una de las primeras acciones que debe hacer una empresa de limpieza es inspeccionar todo las instalaciones y zonas de la comunidad. Desde lo más básico como suelos y escaleras que solo necesitan un inspección visual.

Al terminar la inspección se puede trazar un plan de limpieza y mantenimiento de una comunidad, dar prioridad a los trabajos más importantes, las acciones que se deben tomar, herramientas o productos necesarios.

Y en definitiva diseñar un calendarios con la frecuencia de limpieza de cada zona común.

La inspección inicial también sirve para detectar posibles problemas en las instalaciones de la comunidad que necesitar de un mantenimiento o reparación.

Asimismo, si se detecta algún defecto o falta de mantenimiento en cualquiera de las instalaciones, se le dará prioridad y se realizará un mantenimiento correctivo con inmediatez.

Una vez que este todo acordado se empezará con la limpieza de la comunidad y según el caso puede que se haga una limpieza general inicial o se hará por partes siguiente el calendario.

Limpieza diaria

La limpieza diaria es necesaria para las zonas más frecuentadas que reciben un uso constante o espacios que necesiten una especial atención como pueden ser los gimnasios comunitarios.

Limpieza semanal

Es recomendable que al menos una vez por semana se realice el barrido del suelo, escaleras, limpieza del ascensor, cristales y de baños comunitarios en caso de que los tenga. Además, se deben de hacer unas revisiones de las instalaciones para comprobar de que todo funciona correctamente.

Mantenimiento periódico

Dentro de las tareas de mantenimiento periódico se encuentran tareas como al abrillantado y pulido de suelos, limpieza de paredes, techo y fachada entre otras zonas que no necesitan un mantenimiento  constante.

Actuaciones puntuales de temporada

Según en la época del año en la que se encuentre se tendrás que hacer tareas como la revisión del sistema de riego automático, limpieza de piscina, revisión del sistema antiincendios, etc.


Si precisa del servicio de limpieza de comunidades en Málaga no dude en ponerse en contacto con nosotros sin compromiso.

[Total:2    Promedio:5/5]